Entrevista a Álvaro García del Castillo

Hoy os dejo una entrevista sobre una tesis doctoral que ha presentado recientemente un profesor de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Una perspectiva actualizada sobre la inteligencia emocional y la relación con las drogodependencias. Espero sea de vuestro interés.

Álvaro García

Álvaro García del Castillo es Doctor en Psicología y profesor del departamento de Psicología de la Salud de la Universidad Miguel Hernández. Imparte asignaturas pertenecientes al área de psicología social. Se ha formado en el ámbito de la psicología social a través del Máster en Recursos Humanos en las Organizaciones de la Universidad de Cádiz y Máster en Recursos Humanos y Salud Ocupacional de la Universidad Miguel Hernández. Durante varios años ha trabajado como consultor de recursos humanos de una multinacional del sector servicios, desempeñando funciones de selección de personal, gestión y desarrollo de clientes así como seguimiento y asesoramiento comercial.  También ha colaborado en varios proyectos de investigación, libros, artículos y ha participado en varios congresos. Es miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias (INID).

 Pregunta. ¿Cómo surge la idea de elaborar una  tesis doctoral sobre la inteligencia emocional y su relación con el alcoholismo?

Respuesta. Desde hace mucho tiempo tenía interés en la inteligencia emocional, ya que siempre he considerado que las emociones son fundamentales en nuestra vida y por lo tanto el manejo adecuado de las mismas puede resultar beneficioso en muchos aspectos. Indagando un poco en los estudios previos sobre este tema en contextos de consumo de alcohol, vimos que cuando se quieren buscar los factores de riesgo y/o protección asociados a un consumo determinado de una sustancia, generalmente se analizan de manera individual cada uno de estos factores. Nosotros quisimos ir un paso más allá elaborando un modelo unitario de ecuaciones estructurales que tuviese en cuenta las variables que han demostrado estar relacionadas con el consumo de alcohol en población joven y adolescente incluyendo la inteligencia emocional en este sistema.

P. ¿Qué conclusiones extraes?

R. El alcohol sigue siendo una sustancia consumida por un gran número de adolescentes y jóvenes, con las consecuencias que esto puede tener. Hemos encontrado que la inteligencia emocional rasgo es una variable significativa en contextos de consumo de alcohol, que afecta directamente a la percepción de apoyo social y a la resistencia a la presión de grupo. En este sentido sería interesante tener en cuenta las variables de contenido emocional en el diseño de programas de prevención dirigidos a población joven y adolescente.

P. ¿Qué parece que afecta más al consumo de sustancias, los factores sociales o aquellos que tiene que ver con la inteligencia emocional?

R. En nuestro estudio hemos encontrado que todas las variables incluidas en el modelo están relacionadas de manera significativa entre sí, llegando en última instancia a  explicar el consumo de alcohol en población joven y adolescente. Tradicionalmente se han estudiado diferentes variables de manera aislada para observar su influencia en el consumo de sustancias. Como ya te he comentado anteriormente, nosotros hemos dado un paso más allá diseñando un modelo unitario que contemplase el efecto conjunto de todas estas variables.

P. A partir del estudio, ¿qué aplicaciones futuras se podrían realizar para prevenir el abuso de sustancias como las drogas?

R. A la vista de los resultados que hemos obtenido cabría analizar el funcionamiento del modelo en otras poblaciones, adaptar el modelo a otro tipo de sustancias y/o incluir nuevas variables. Paralelamente se podrían diseñar planes de prevención basados en los resultados de nuestro estudio de manera que se trabajasen aquellas áreas directamente implicadas o con un mayor peso en relación con el consumo de sustancias como el alcohol.

P. ¿Qué importancia puede tener la inteligencia emocional en la rehabilitación?

R. Esta es una cuestión muy interesante que nos planteamos para futuras investigaciones. En función de nuestros resultados albergamos esperanzas de encontrar una relación importante entre la inteligencia emocional y los procesos de rehabilitación en población consumidora o ex consumidora de diferentes sustancias, pero para ello tendremos que diseñar un nuevo estudio y analizar los resultados.

                    Firmado: Mireia Pascual. Periodista.

Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s